La Semana del Clima en América Latina ha ayudado a fortalecer la colaboración

redaccion
redaccion julio 23, 2022
Actualizado 2022/07/23 at 12:53 PM
El presidente Luis Abinadr y otros participantes en la actividad.

Santo Domingo, 23 jul.- La Semana del Clima de América Latina y el Caribe, que concluyó este viernes en Santo Domingo, ayudó a crear conciencia para acelerar los esfuerzos ante la crisis climática en la región y a fortalecer la colaboración regional, destacaron sus responsables.

El encuentro reunió a más de 1.700 participantes, procedentes de Gobiernos, organizaciones multilaterales, el sector privado y la sociedad civil, en más de 160 sesiones, que abarcaron desde el financiamiento climático hasta la creación de resiliencia a la crisis climática.

El secretario ejecutivo adjunto de ONU para el Cambio Climático, Ovais Sarmad, dijo que la reunión "ha ayudado a crear conciencia" para acelerar la lucha "contra el cambio climático" en la región de América Latina y el Caribe y a fortalecer la colaboración regional.

"Hemos visto ejemplos inspiradores de Gobiernos e interesados que no son parte de la región que están intensificando su planificación de la resiliencia y aprovechando las oportunidades de la economía verde", afirmó el diplomático.

Mientras, el ministro de Medio Ambiente dominicano, Miguel Ceara Hatton, consideró que para hacer frente a la actual crisis medioambiental "es necesario unir fuerzas y atraer a muchos más aliados a esta lucha", y tener la responsabilidad de avanzar hacia una "transformación social y económica" basada en la sostenibilidad y la resiliencia.

El encuentro abordó las perspectivas de la región de cara a la COP27, la cumbre de la ONU sobre la crisis climática, que tendrá lugar en noviembre venidero en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, un balneario a orillas del mar Rojo en el sur de la península del Sinaí.

El representante de la COP27, el egipcio Mahmoud Mohieldin, convocó a los funcionarios de los Gobiernos y a los interesados que no son partes de la Convención a identificar soluciones para aumentar la resiliencia al cambio climático, por ejemplo, con la ayuda de soluciones basadas en la naturaleza, como la restauración de manglares.

La última jornada de la reunión coincidió con la presentación de un informe de la Organización Meteorológica Mundial sobre el estado del clima en América Latina y el Caribe.

El informe de la ONU advierte que las tasas de deforestación en la región son las más altas desde 2009, los glaciares andinos han perdido más del 30 % de su superficie en menos de 50 años y se prevé que el aumento del nivel del mar y el calentamiento de los océanos sigan afectando a los medios de vida costeros, el turismo, la salud, la alimentación, la energía y la seguridad del agua.

"Se acabó la hora de vernos como víctimas del fenómeno climático, aunque lo seamos, y empezó el momento de tomar el timón del barco. Ya hay mucho acordado y escrito, y de cara al compromiso que tenemos con la presidencia egipcia de la COP27, es hora de hacer", dijo por su parte el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de Cambio Climático de República Dominicana, Max Puig.

Las Semanas del Clima regionales recibieron un fuerte apoyo en el Pacto de Glasgow sobre el clima del año pasado, adoptado en la COP26, que las reconoció como una plataforma para una acción climática creíble y duradera.

La próxima se celebrará con la de África en Libreville, Gabón, del 29 de agosto al 1 de septiembre próximo.

Comparte este artículo
Deja un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *